…o cómo WordPress puede arruinar la imagen online de tu empresa.

Seguro que has escuchado mil y una maravillas sobre WordPress por internet o de boca de conocidos. No te vamos a engañar, WordPress tiene cosas buenas (y muchas malas) y es el sistema web más utilizado en la actualidad a nivel mundial (aproximadamente el 60% de las webs que tienen CMS o gestor de contenidos).

Ahora bien, como cualquier otra tecnología popular, todo lo que se dice no es del todo cierto y muchos puntos negros se pierden por el camino. Estas características negativas suelen ignorarse o bien por desconocimiento o bien porque muchas veces lo económico o gratis se sobrevalora

Desde aquí, como desarrolladores de software, queremos aportarte datos desde un punto de vista estrictamente profesional, es decir, repasar qué características técnicas pasan desapercibidas para el gran público.

Pero ¿qué es WordPress exactamente?

De forma técnica Wordpress es un CMS o gestor de contenidos. Esto quiere decir que es una plataforma con herramientas para gestionar contenidos web: publicar artículos, textos de cualquier tipo, fotos, etcétera de forma simple.

¿Wordpress es para Webs o para Blogs?

WordPress se creó para construir blogs y esta es una de las pocas cosas en las que creemos, como desarrolladores web, que funciona realmente bien. Pero dada su fama y capacidad de adaptación, se ha generalizado su uso exageradamente.

Veamos entonces por qué WordPress obtuvo y sigue obteniendo su éxito:

  1. En la época que se creó allá por el 2005 aportó muchas novedades para bien al mundo de internet y no ha parado de crecer desde entonces.
  2. WordPress es de descarga gratuita: esto quiere decir que obtener el software (el programa) es gratis desde la propia página de WordPress.com. Que no tenga coste económico no quiere decir que no termine costándote dinero tener una buena web con esta tecnología. Además, que su código sea abierto es una espada de doble filo, te lo explicamos más adelante.
  3. Su interfaz es bastante sencilla y su editor de textos se adapta perfectamente a su principal cometido: publicar artículos. 
  4. Permite ampliar sus funcionalidades gracias a plugins que se instalan desde la propia administración. Esto es relativamente sencillo de realizar, pero tiene sus contras. Este tema también lo abordamos más adelante.
  5. Viene con opciones de exportación e importación de la información para hacer copias de seguridad, etc.

Básicamente estos puntos son las virtudes de WordPress. Y dirás: ¿Cuál es el problema? Sí es fácil de utilizar y puedo publicar contenido ¿Por qué no debería pedir una web en WordPress? Nosotros, como profesionales, te respondemos: por qué Wordpress solo funciona bien para Blogs y para economías ajustadísimas, y también, hay que decirlo, para que mucha gente con escasos conocimientos de desarrollo web pueda venderse como profesional, ganando dinero con esta práctica.

Por qué no utilizar WordPress para tu Web

En las siguientes líneas vamos a enumerar las distintas razones de por qué no deberías utilizar WordPress para tu web. No son pocas y te recomiendo que las leas atentamente.

La maldición de las versiones de WordPress

WordPress es tan popular que tiene un equipo de personas dedicadas a mejorarlo constantemente, algo que redunda en que prácticamente cada semana o mes tenga una nueva actualización. Estas actualizaciones “casi siempre” son para bien, como cualquier actualización de un programa informático. 

No hay más que tener un sitio WordPress alrededor de un mes o dos para empezar a ver que las notificaciones de nuevas versiones no hacen más que aparecer por todas partes: por una parte las del propio WordPress y por otra las de todos tus plugins que tengas instalados (que pueden ser muchísimos).

Los inconvenientes de las actualizaciones de WordPress

El problema surge cuando una actualización no es compatible con el resto de los elementos de tu WordPress y tu sitio empiece a experimentar problemas:

  • Elementos de la web WordPress que se descolocan.
  • Imágenes que dejan de visualizarse.
  • Funcionalidades que dejan de existir porque un Plugin se ha roto.
  • Agujeros de seguridad que ciertos individuos (la mayoría programas informáticos creados por personas) con malas intenciones pueden aprovechar para robarte información, enviarte spam o llenarte la web de enlaces a su página web.

Por qué los plugins de WordPress pueden acabar con tu web

Los plugins de WordPress, sobre el papel, son fantásticos. La simple idea de poder buscar una nueva funcionalidad para tu sitio web, y que con unos pocos clics la tengas activada sin tener conocimientos técnicos suena genial. Pero la realidad, por desgracia, es que no sabes lo que estás instalando ni qué efecto tendrá sobre tu web.

Un plugin puede ser una bendición o una auténtica maldición. Los plugins de WordPress son como pequeños programas especialmente desarrollados para la plataforma, pero estos plugins no tienen por qué estar creados por profesionales del sector. Un plugin de WordPress puede haberlo hecho un estudiante en sus ratos libres o un desarrollador para un cliente hace 4 años. 

¿Conclusión? Ese plugin que estás instalando puede no ser compatible con tu versión de WordPress o con tu plantilla, o puede tener agujeros de seguridad que acabarán con tu paciencia sino acaban con tu sitio web antes.

A más funcionalidades en tu WordPress más lentitud

Otro aspecto que pronto aprende todo nuevo usuario de la plataforma WordPress es que su sitio empieza a ser más y más lento conforme lo mejora con funcionalidades extra (plugins).

WordPress, en su versión base, ya es algo más lento a lo que tiempos de carga se refiere respecto a una web a medida profesional. Si a esto le sumamos la recarga que tienen la gran mayoría de plugins, acabamos con un sitio web (WordPress) lento, que para el usuario es una tortura de navegar y, peor aún, para Google es una web de muy mala calidad, que irá hacia abajo en lo que a posicionamiento en buscadores respecta.

El SEO de WordPress es un desastre

La calidad del SEO de WordPress es proporcional a los conocimientos técnicos de quien cree la web, con lo cual, si tenemos en cuenta que la mayoría de estas son creadas por gente de perfil usuario, estamos ante una web que no se posiciona bien.

Además, en muchos casos, se utilizan plantillas que, aunque están diseñadas para WordPress y son de un aspecto de calidad, internamente están mal estructuradas, ya que los diseñadores que las crean las hacen con un objetivo claro: que su aspecto sea el mejor posible sin preocuparse muchas veces si su estructura es adecuada para posicionarse en Google.

Código abierto igual a seguridad abierta

Aunque existen CMS de código abierto con una seguridad bastante alta, el hecho de que el código de Wordpress sea visible y modificable por cualquiera, hace que personas con altos conocimientos informáticos puedan desarrollar muy fácilmente ataques malintencionados.

Si a este punto le añadimos lo citado anteriormente sobre el desarrollo de mala calidad de muchos plugins, puedes terminar con una web infectada con algún tipo de SPAM para los usuarios que visitan tu web. Cuando la imagen de tu web afecta a tu negocio, esto son palabras mayores, seguro que nos entiendes.

Conclusión sobre el uso de WordPress para empresas

Esperamos haberte ayudado a tener claros los pros y las contras de utilizar WordPress en tu sitio web, sobre todo si es para tu negocio.

Desde WebPerfil recomendamos hacer un uso de WordPress para lo que fue concebido, dejando de creer que sirve para cualquier cometido sin discernir lo que está en juego. 

Creemos firmemente que si lo que pretendes es invertir en una web que mejore tu negocio, que atraiga clientes en vez de espantarlos y le dé un plus a tu imagen cara al público, debes confiar en profesionales del desarrollo web, que realicen código de calidad, y que la web tenga justo lo que necesitas, cumpliendo con los objetivos marcados (de imagen y necesidades).